Tratamientos antivarices

prevenir varices

Cuando llega el calor abrasador son muchas mujeres las que padecen de dolores de piernas sobre todo por las noches. Una de las causas más comunes de estos dolores es causada por la mala circulación de las piernas y de ahí el problema de las varices que tanto molestan y afean nuestras piernas.

Un gran método para evitar esos dolores continuos es la practicas de masajes regulares alrededor de la zona afectada por las venas varicosas, con ello ayudaremos a aliviar el malestar y también actuaremos para activar la circulación.

Vamos a ver algunos de estos masajes que son eficaces para combatir o prevenir esas varices:

1.- Drenaje Linfático

El sistema linfático es una gran parte a tener en cuenta cuando nos quejamos de esta dolencia. Es fácil de realizar, pero debemos tratarnos con cuidad y no lastimarnos al realizar nuestro automasaje.

Consistirá en realizar pequeños golpecitos superficiales por toda la zona de las piernas para estimular la circulación y descongestionar los vasos linfáticos. Con ello permitiremos que fluya mejor la sangre y que no se estanque en determinados puntos.

2.- Presoterapia

Actualmente existen en el mundo de la estética muchos métodos eficaces para combatir la mala circulación sanguínea, uno de ellos y muy eficaz es la presoterapia.

Esta técnica consiste en aplicar presión en sentido ascendente, desde los tobillos hasta la altura del abdomen del paciente de una forma continua y constante durante una media hora aproximadamente. La sensación que tendremos con ésta técnica es la de un relajante bombeo y pequeña presión en la zona a tratar.

Con ello lograremos vaciar los vasos linfáticos estimulando la circulación de los mismos desde la zona inferior hasta la más alta, de esta forma conseguiremos estimular la circulación sanguínea, eliminar retenciones de líquidos, grasas y toxinas.

3.- Masaje Circulatorio

Como ya se ha comentado anteriormente, el problema de las varices viene de la mala circulación de las piernas, de ahí que lo primordial sea realizar un automasaje circulatorio por toda la zona para movilizar la sangre acumulada en las venas varicosas intentando que fluya de nuevo en dirección ascendente, al corazón.

El masaje es muy sencillo, sólo tendremos que aplicarnos pequeños masajes suaves y cortos por las piernas con una ligera presión, sin hacernos daño, en dirección al corazón. Nunca presionando las varices.

Schh!! Schh!! No te vayas sin dejar tu huella

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies