Pestañas pobres

Si tienes unas pestañas pobres y ves que cada vez que usas rimel se caen varios pelos de pestaña. No te preocupes porque te voy a dar un remedio para que luzcas unas pestañas perfectas y tupidas.

Mezcla tres cucharaditas de aceite de recino con una cucharadita de ron y aplica esta solución con un cepillito de pestañas cada noche antes de irte a dormir.

Procura que no te entre en los ojos para que no te escuecen.

Un pequeño consejo que te doy es que te desmaquilles cuidadosamente los ojos antes de irte a dormir porque si no desmaquillamos el resto de rimel será más fácil que nuestras pestañas sufran, se rompan o debiliten.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies