Ganarle  la batalla a la grasa localizada y a la celulitis ya no es tan complicado si sigues alguna de estas recetas fáciles que te pongo en el blog. Seguro que a los pocos días de utilizarla verás los magnificos resultados.

Son varias recetas para la preparación de cremas térmicas que ayudan a activar el metabolismo y a modelar la silueta.

Pruebalás  durante 1 semana (1 vez por día) y luego nos contáis los resultados.

1) Óleo térmico intenso

  • Aceite
  • Tintura de árnica u otigas o pimiento rojo
  • Tintura de centella o ginko biloba
  • Papel transparente de cocina o papel film
  • Medias de lana

(Podéis encontrar estos ingredientes en una herboristería)

Mezclá 100 cm3 de aceite (cualquiera que utilices en la cocina) con 10 cm3 de tintura de árnica u ortigas o pimiento rojo y con 10 cm3 de tintura de centella o ginko biloba. Mezclamos bien todos los elementos y masajeamos la zona que queremos reducir durante 10 minutos.

Pasado ese tiempo,nos cubriremos  la zona con film , y dejamos actuar de 1 a 2 horas. Este aceite se absorbe todo sin dejar película mantecosa, así que no hace falta enjuagarse.

Para que haga más remedio, intenta colocarte encima del papel film unas medias de lana, leggins, mallas, etc..  para mantener el calor de las zonas tratadas.

2) Crema lipolítica (destruye grasas)

  • Crema base o crema nutritiva
  • Tintura de fucus
  • Papel film

Mezclaremos 100 gramos de crema base o emulsión (cualquiera que tengas en casa,  neutra o nutritiva) con 10 cm3 de tintura de fucus . Masajeá la zona sobre la que se aplicó la mezcla  con movimientos circulares hasta que se absorba y cubrimos con papel de  film de cocina. De este modo daremos mayor calor.

Para mayor efecto nos acostaremos durante unos 30 minutos con una manta por encima. Al pasar ese tiempo nos quitaremos el papel transparente.

3) Fango caliente

  • Fucus en polvo
  • Arcilla en polvo
  • Recipiente de vidreo
  • Agua caliente
  • Vendas
  • Papel Film

Mezclamos una parte de fucus en polvo y 3 partes de arcilla también en polvo hasta llenar una taza. Luego ponemos  la mezcla en un recipiente de vidrio y lo cubrimos con agua caliente (así el calor liberará los minerales) hasta formar una pasta.

Introduciremos las vendas en la pasta caliente y luego las usaremos para rodear las   partes del cuerpo a tratar. Además de las  zonas que deseemos, la papada se reduce muchísimo aplicando este método de vendas. Tras la aplicación del fango, colocamos encima de las vendas el film de cocina y nos cubrimos con una manta durante 1 hora.

Luego tomaremos  una ducha y aplicaremos alguna crema reductora que  se absorba bien.

Si no conseguís arcilla en polvo podés utilizar 1 taza de tintura de arcilla. Si utilizas lo último mejor que en este caso agregues 10 cm3 de tintura de fucus. El fucus (tanto en polvo como en tintura) provee yodo, minerales y oligolementos que ayudan a acelerar el metabolismo.

En el próximo post seguiremos